Gerente de Marketing e Integración de Tecnología de Xerox de Chile, Juan Carlos Ugarte

Es un hecho que el mundo lo vemos en colores, no en blanco y negro, por lo que no es de extrañar que la incorporación del color a los documentos de cualquier tipo sea una de las formas más eficaces de atraer y mantener la atención del público al cual se dirige, además de agregarles calidad e inteligencia.

Así es. Diversos estudios demuestran que la visualización del color aumenta la voluntad de lectura hasta un 80%; que las marcas comerciales se identifican un 70% más eficazmente cuando se agrega color; la utilización del color mejora la toma de decisiones un 70% y aumenta la retención de información un 78%; los niveles de atención aumentan hasta un 82% cuando se observa color, y mejora la comprensión un 35% en comparación con las fuentes contrastantes. Además, se sabe que la retención de un documento en color, con contenido relevante para el destinatario –cuánto tiempo lo tiene consigo – es de hasta 30 días, lo que se compara con la tendencia desechable de herramientas de comunicación actuales como es el correo electrónico.

Y si a esto agregamos la complejidad de que el color posee significados en diversas culturas y causa impacto en la conducta del consumidor de varias formas, el desafío y, a la vez la oportunidad, es más importante aún.

Así, sabemos que el azul es el color más popular del mundo; que el amarillo generalmente se relaciona con el optimismo, por lo tanto hace inquietar a los lectores cuando se utiliza demasiado. También sabemos que el blanco es relacionado con la verdad y, en el lado opuesto, en los países occidentales el negro significa muerte y se utiliza durante épocas de luto. En Egipto, en tanto, el negro representa el renacimiento. En Estados Unidos, el rojo es el color del amor, mientras que en Japón, el color del amor es el naranjo. El rojo también estimula el apetito y el verde implica salud y tranquilidad. Es por esto que debemos pensar en el color como una herramienta potentísima para lograr ventajas competitivas. Al añadir color, personalización y otros elementos de diseño a cada documento que afecte la experiencia del cliente, mejoramos la comprensión y aumentan los índices de respuesta, lo que tendrá un impacto directo en los ingresos y ganancias. Pero hay más buenas noticias. Los avances tecnológicos han hecho más accesible agregar color a todo tipo de documentos y el costo ya no es una preocupación, ya que el precio del equipo y el costo por página de impresión color continúan bajando. Todo esto, además, de manera amigable con el medioambiente.

La percepción del color está cambiando claramente y ofrece una gran cantidad de oportunidades. De acuerdo con investigaciones de Xerox y de la industria, de las más de dos trillones de páginas impresas en oficinas en todo el mundo, solo el 15% tienen color, pero las nuevas tecnologías y servicios han permitido que las páginas color impresas esté aumentando a tasas sobre el 10% por año. La oportunidad del público de adoptar la comunicación en color es clara. El escrito está en la pared, y está en color.